AFP
Spread the love

El mundo debería entregar millones de dosis de vacunas contra el covid-19 a Corea del Norte, donde las «draconianas» medidas contra la pandemia empeoran una severa crisis alimentaria, afirmó el miércoles un experto en derechos humanos de la ONU. 

La empobrecida nación está bajo un bloqueo autoimpuesto para protegerse del covid desde principios de 2020, lo que lastró la economía y paralizó el comercio. 

Las «draconianas» medidas contra el covid, que incluyen un cierre de las fronteras y limitaciones al movimiento de las personas, han empeorado la crisis alimentaria, señaló el argentino Tomás Ojea Quintana, relator especial de la ONU para los derechos humanos para el país.

El experto señaló que los trabajadores humanitarios extranjeros fueron obligados a dejar el país, por lo que estas operaciones quedaron paralizadas, lo que dejó a poblaciones vulnerables en riesgo de hambruna.

La comunidad internacional debería «acordar una estrategia» para entregar a la República Popular de Corea «60 millones de dosis para cubrir al menos dos inyecciones para toda la población», afirmó Quintana en una conferencia de prensa en Seúl el miércoles.

Las vacunas «son la clave para abrir la frontera» de Corea del Norte y «sacarla del aislamiento», indicó el relator. 

Corea del Norte todavía no ha confirmado ningún caso del nuevo coronavirus.

Según la Organización Mundial de la Salud, hasta finales de 2020 el país realizó 13.259 pruebas de covid y todas arrojaron un resultado negativo. 

El año pasado, Corea del Norte debía recibir más de 1,7 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca mediante el mecanismo Covax de distribución global, pero las rechazó por temores a los efectos secundarios, indicó entonces la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El país también rechazó ofrecimientos de países aliados como Rusia y China, indican reportes de medios. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.