Spread the love

El Ministerio Público junto a la Policía Nacional realiza diez allanamientos simultáneamente a igual número de colmados involucrados en diversas modalidades de fraudes contra los beneficiarios de las tarjetas Supérate (antigua Solidaridad) y Bonogás.  

Los fraudes se cometían en diversas modalidades por los colmaderos, siendo el principal de ellos la clonación de la tarjeta que luego cobraban los estafadores para su propio beneficio. Otra irregularidad que ha ocurrido es que los comerciantes pasan las tarjetas y dicen al usuario que no tiene fondos para quedarse con el beneficio. 

Otros beneficiarios nunca logran cobrar el subsidio, pero la Administradora de Subsidios Sociales (Adess) ha descubierto que la transacción se ha venido realizando. 

Los implicados pasaban la madrugada haciendo cargos millonarios a las tarjetas clonadas, ha indicado la Policía Nacional. Hay colmados que hicieron transacciones por valores muy superiores a su inventario. Algunos con aproximadamente 300 mil pesos en existencias llegaron a hacer transacciones por 20 millones de pesos.

Josefina Capellán, Coordinadora de Comunicaciones de Adess, explicó a Diario Libre que las bandas magnéticas de las tarjetas hacían más fácil el fraude, por lo que están reemplazando los plásticos por otros con chips y un sello de seguridad del programa Supérate. 

El nombre dado por la Procuraduría General de la República a la investigación es SOLIDARIDAD 3.0, supuestamente porque este no es el primer fraude que se ha descubierto e investigado en este sistema de transferencia condicionada. 

Estos diez allanamientos son solo el inicio, ya que existe un gran número de personas involucradas en todo el país. Capellán asegura que más de 300 comercios han incurrido en malas prácticas, lo que representa más del 8% del número total que participa en el programa, aunque no todos ellos van a ser judicializados. 

Una acción ilegal que muchos cometen es obligar a los beneficiarios a consumir el total del monto que les transfiere el Gobierno en el mismo negocio. 

Los allanamientos se realizan con la orden de un juez, tras haber presentado las pruebas levantadas en un proceso de investigación de la Dirección Central de Investigación (Dicrim) y el Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (Dicat) de la Policía Nacional. 

Ante las clonaciones masivas y en serie que ha detectado Adess, se decidió congelar los fondos de miles de tarjetas para evitar que se sigan sustrayendo los fondos, y se ha procedido a reemplazar las tarjetas a los afectados. 

En principio, Adess recibió más de 7 mil denuncias del sur del país en las provincias Independencia, Barahona, San Cristóbal y Azua. 

Josefina Capellán afirmó que con el fin de resguardar los fondos de las familias se ha decidido incorporar de manera transitoria a los grandes supermercados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.