Spread the love

La farmacéutica Pfizer solicitará la autorización de los reguladores de Estados Unidos para una tercera dosis de su vacuna contra el COVID-19, alegando que otra inyección en un plazo de 12 meses podría aumentar drásticamente la inmunidad y tal vez daría protección frente a la última y preocupante mutación del coronavirus: la variante delta, más contagiosa.

Una investigación en varios países muestra que la inyección de Pfizer y otras vacunas contra el COVID-19 ampliamente utilizadas ofrecen una fuerte protección contra la variante delta, la cual se está propagando rápidamente por todo el mundo y que ahora es responsable de la mayoría de las infecciones nuevas en Estados Unidos.

Dos dosis de la mayoría de las vacunas actuales son determinantes para desarrollar altos niveles de anticuerpos contra todas las versiones del coronavirus, no sólo la variante delta, pero una gran parte del mundo todavía no ha recibido siquiera las primeras dosis de las vacunas mientras la pandemia continúa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.