Spread the love

Santo Domingo, RD

Desde que el Covid-19 asomó a la puerta de la cotidianidad dominicana, hubo una transformación en cuanto al procedimiento laboral, específicamente en los medios de comunicación, los que tuvieron que reinventarse en el acto y continuar con el deber de llevar información a la población, en uno de los momentos más críticos que atravesaba el mundo.

Solo los medios de comunicación podían ofrecer las orientaciones fidedignas sobre la enfermedad, imponiendo su criterio, credibilidad y vigencia ante la revolución informativa que se producía en las redes sociales, las que se convirtieron en el medio por excelencia para la divulgación de noticias falsas o como se les conoce “fake news”.

Sin embargo, el confinamiento obligó a los medios tradicionales a la transformación y al crecimiento digital, sellando una alianza  exitosa con las principales redes sociales  (Twitter, Instagram y Facebook) y plataformas como YouTube y los Podcast.

Las plataformas digitales se convirtieron en la punta de lanza para los medios de comunicación tradicionales, que se observaban rezagados, ante la  avalancha de la  nueva tecnología.

Los grandes periódicos del mundo experimentaron cambios. Por ejemplo el periódico LISTÍN DIARIO integró nuevos contenidos audiovisuales a su oferta tradicional y a medida que pasaron los meses enfatizó en la manera de comunicar con el uso de reportajes a través del video, transmisiones en vivo y la adecuación de la plataforma digital para mantener los flujos informativos en momentos en que se estudiaban maneras de cómo hacer llegar el periódico físico a los dominicanos que estaban en cuarentena.

Ante la avalancha de desinformación sobre  el Covid-19 en las redes sociales, este medio lanzó #Reporte, una pieza audiovisual presentada mediante plataformas digitales. También se integró la oferta visual y sonora denominada “El Toque de las 9”, con propuestas de entretenimiento, educación, salud y temas de la vida.

Actualmente ofrece una diversidad de contenidos en su plataforma digital y redes sociales como “El Farol”, “La República habla”, “Aquí  te cuento”, “8 Curiosidades”,  “Editorial en voz”, “English-Spanish y Creole en condición especial”.

El periódico Hoy cambió su modelo de estándar a tabloide, como ya lo habían hecho otros impresos.

La televisión
La televisión dominicana se enfrentaba al reto de continuar produciendo programas con un contenido atractivo, informativo y de entretención a la vez, con el inconveniente para los productores y talentos de que se enfrentaban a una enfermedad desconocida y contagiosa. Así que seguir con el trabajo en vivo fue un reto para muchos espacios, que además contaban con un personal totalmente limitado para trabajar.

De la misma manera se adaptaron los periodistas, a un ritmo que ha generado cambios en la manera de presentar su trabajo  e inclusive en su  estilo de vida.

Como en otros países, la clase periodística dominicana adoptó la cultura digital convirtiéndose en parte fundamental de la cotidianidad de su trabajo. Una nueva modalidad que cambió la forma en que la gente se comunica, interactúa, comercializa y se relaciona con el mundo.

Muchos periodistas que forjaron un nombre, basados en la credibilidad, gracias al buen ejercicio de su trabajo, se han acoplado a los avances tecnológicos, así que a los profesionales de la comunicación se les exigió trabajar con las redes sociales y con contenidos multimedia.

Transformación
Estos han transformado sus procesos de creación y transmisión de contenidos con base a los avances tecnológicos que han impactado en la vida de las personas, con una participación interactiva e integrada a la audiencia.

En la era digital los periodistas, quienes dan la cara en los medios de comunicación tradicionales, se sumaron a la innovación que trajeron los nuevos métodos para informar, que actualmente generan una mayor interacción con el receptor y crean nuevas experiencias, encontrando una nueva alternativa en los medios digitales y creando sus propios proyectos, que tienen seguimientos en sus respectivas redes sociales (Twitter, Instagram y Facebook).

TECNOLOGÍA

Opinión del experto

P ara el productor de espectáculos y televisión Edward Goris, durante el proceso de la cuarentena, los medios de comunicación vivieron una transformación, adaptándose de inmediato a las nuevas plataformas digitales que, aunque no eran desconocidas para la gran mayoría, con la llegada de la pandemia sirvió de un gran apoyo para expandir la información, pero a la vez exponiendo la creatividad al máximo.

“Si bien es cierto que la pandemia afectó a una gran parte del personal que labora en televisión, especialmente en el área de producción, también hay que reconocer que con la llegada de la tecnología también surgieron nuevas oportunidades,  que las plataformas digitales como Instagram, Facebook, YouTube y Twitter han sido un aliciente para los medios tradicionales”, expuso.

Goris resaltó como la radio tuvo que transformarse y acoger la plataforma de YouTube como su mejor aliada para subir contenido específico. “También, los programas de televisión se empeñan en llevarles a los consumidores lo mejor de su producción en las redes sociales, y como estos espacios de transmisión diaria o semanal también transmiten directamente desde sus redes. El confinamiento hizo que este proceso se acelerara y creo que ha sido muy positivo”.

La radio, una gran aliada de YouTube

el confinamiento obligó a la radio a llevarles un contenido extra a sus oyentes, compartir entrevistas, comentarios y los momentos más populares de los programas, lo que convirtió a la radio en una gran aliada de YouTube.

Hoy día la gran mayoría de programas radiales utilizan estos canales digitales para compartir parte de su contenido, facilitando que se potencie la captación de un nuevo público, que no es el tradicional de los programas radiales.

Además de tener disponibilidad del contenido para consumir a cualquier hora y en casi todas partes del mundo, siempre que esté conectado a Internet.

Esta nueva experiencia para la radio llega con el valor agregado de la monetización que producen estos canales digitales. Ahora el contenido compartido por YouTube genera una riqueza de gran valor, en dólares, para los dueños de los programas o estaciones radiales.

Un estudio realizado sobre  la radio en España y Polonia indica que “la influencia de la televisión, el aumento del uso de internet y la telefonía móvil, y sobre todo el acercamiento a los jóvenes contribuyen a que YouTube sea la plataforma ideal para cumplir  este objetivo: llegar a los nativos digitales”.

La aparición de YouTube y Spotify, agrega el estudio, supuso un duro competidor para las emisoras musicales en una fase inicial, “pero pronto estas emisoras se adaptaron complementando su programación a través de YouTube”.

Inicialmente los programas eran subidos completos a esta plataforma, ahora durante el desarrollo del programa se va grabando y luego se sube el material a la plataforma.

Es importante destacar que en el país los espacios radiales con temas de entretenimiento fueron los pioneros en compartir su material en esta plataforma digital.

“Alofoke Radio Show”, “El mismo Golpe”, “El  Ritmo de la mañana”, “El Mañanero” y  recientemente “Esto no es radio” son algunos de los espacios que más interés generan en esta nueva modalidad de consumir la radio. A ellos se suman otros programas de corte político,  salud,  temas diversos.

Esta nueva modalidad para Jochy Santos es una combinación de la radio tradicional y la tecnología, su programa “El mismo golpe” tiene una gran audiencia radial y en su canal de  YouTube ya tiene 110 mil suscriptores.  Santos asegura que podrían estar mejor, pero tiene una gran audiencia en un público adulto que no es muy dado a usar la tecnología.

CIFRAS

146,000
Suscriptores.

La Z101 con su plataforma Z Digital tiene en su canal de YouTube 146 mil suscriptores. En ZTV 13,400 inscriptos. Para la estación radial estas plataformas comparten lo mejor producido dentro de su  variada programación de programas interactivos.

286,000
Suscriptores.

La estación radial Zol 106.5 FM, que también tiene una programación sustentada en interactivos, cuenta con una plataforma en Youtube de 286,000 inscriptos, en donde sube su contenido  más importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.