Spread the love
Algunas personas consultan al médico antes de vacunarse.

Santo Domingo, RD

Ciudadanos acuden de manera paulatina a colocarse la tercera dosis de vacuna anticovid a los diferentes centros de inoculación,  unos por decisión personal y otros por recomendación de su médico de cabecera.

La señora Juana Guillén, de 50 años de edad y quien acudió al Centro Olímpico acompañada de su esposo a inocularse la tercera dosis de Pfizer, indicó a periodistas de este medio que antes de decidir aplicarse el refuerzo anticovid consultó con su médico, quien es alergista y esta le dio “luz verde” para que se la aplicara.

“Yo soy alérgica a la aspirina, el ibuprofeno o el diclofenaco, por eso debo consultar con mi alergista”, agregó la dama, quien además señaló que le inculca a sus hijos el hábito de la vacunación desde niños.

“A mis hijos les he inculcado el hábito de la vacunación, ellos todo el tiempo se han vacunado e incluso el adulto de 23 años se pone su vacuna de influenza. Esto ayuda no sólo al país y al mundo, ayuda a la familia”, expresó  la dama.

Sin síntomas
Igualmente, Nelson Morillo, manifestó sentirse “excelente, excelente” al saber que ya está inoculado y por haber completado su ciclo de inmunidad.

Por decisión propia, Morillo asistió al centro de vacunación del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte a colocarse su tercera dosis.

“Me siento excelente.  Yo me puse mis dos vacunas de Sinovac y esta tercera es de Pfizer. Yo no he tenido síntomas de nada con ninguna de las tres”, expresó con cierta felicidad.

Asimismo, Morillo apuntó que apoya la vacunación masiva contra el coronavirus porque para él “es un asunto de que mientras más nos vacunemos, mucho  más rápido vamos a salir de esto”.

Hábito de vacunación
Marcel Silverio, una joven de 17 años, también aprovechó ayer miércoles para ponerse la segunda dosis de Pfizer, acompañada de su padre, Carlos Miguel Sánchez, de 54 años de edad.

Sánchez, quien ya tiene sus dos primeras dosis aplicadas, subrayó que está dispuesto a ponerse la número tres, tras añadir que a los jóvenes “hay que enseñarles que inocularse es bueno”.

Mientras a su hija le aplicaban la vacuna, su padre explicó que como progenitor de cuatro hijos tiene que dar el ejemplo.

“Como padre hay que dar el ejemplo para que los hijos vean lo sencillo que es y es una protección por nuestra vida”, manifestó.

Claves
Motivación

Marcel Silverio, una joven de 17 años, también aprovechó ayer miércoles para ponerse la segunda dosis de Pfizer, acompañada de su padre, Carlos Miguel Sánchez, de 54 años de edad.

Ejemplo
Sánchez, quien ya tiene sus dos primeras dosis aplicadas, subrayó que está dispuesto a ponerse la número tres, tras añadir que a los jóvenes “hay que enseñarles que inocularse es bueno”.

Mientras a su hija le aplicaban la vacuna, su padre explicó que como progenitor de cuatro hijos tiene que dar el ejemplo.  “Como padre hay que dar el ejemplo para que los hijos vean lo sencillo que es y es una protección por nuestra vida”, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.