Quilvio Hernández, presidente de las Águilas Cibaeñas.
Spread the love

El Juez presidente de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia de Santiago levantó el embargo a las cuentas que tenía el equipo de béisbol de Aguilas Cibaeñas en el entendido de que por un conflicto con un accionista no se puede embargar dichas cuentas.

El embargo se produjo luego de que la señora Clara Luz Pichardo interpuso una demanda para que se le reconociera 33 años de relación con Juan Bautista Sánchez Peralta -Juanchy- quién fuera el principal accionista del equipo al momento de su muerte.

Según la abogada Elsa Trinidad Guillén el juez determinó que ninguna persona que tenga conflictos con un accionista puede embargar las cuentas del equipo y ni puede detener el funcionamiento de una empresa.

Destaca la abogada Trinidad Guillen que Clara Luz Pichardo Cabrera alega tener 33 años de relación con Juanchy Sanchez sin embargo este tiene su esposa.

Elsa Trinidad Guillén destacó que es una turbación manifiestamente ilícita detener o entorpecer las actividades de una entidad legalmente constituida como Aguilas Cibaeñas por las acciones o demandas que pueda tener un accionista.

Se recuerda que Clara Luz Pichardo Cabrera alega en el expediente acusatorio haber estado por 33 años de relación hasta el momento de su muerte, y que en ese tiempo vivían juntos y que la mayoría de las empresas de Juanchy Sánchez fueron obtenidas con su ayuda tanto económica como de otra índole  entre las cuales están: Una casa en la calle Jesús de Galindez en los Cerros de Gurabo Primero, un solar en la zona metropolitana de Santiago, Comercializadora Sánchez Correa, Comercializadora Deportiva Dominicana, Acciones en el equipo de Béisbol Águilas Cibaeñas, Cuentas  en más de tres bancos comerciales, la entidad JB Sánchez Correa, dos vehículos entre otros bienes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.