Spread the love

El conflicto militar entre Rusia y Ucrania podría afectar las perspectivas de crecimiento para 2022 a nivel mundial, y República Dominicana no está libre de ello. 
 
El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) advierte que esa situación ha elevado significativamente la incertidumbre del entorno internacional, por su impacto en las condiciones económicas mundiales, incluyendo los flujos de comercio y el aumento de los precios del petróleo y demás commodities. 

El organismo dejó claro que se mantendrá monitoreando los efectos adversos de este nuevo choque en la economía dominicana para adoptar las medidas que resulten pertinentes para contribuir a mitigar el mismo. Para el caso local, el año actual inició con buen pie en término de comportamiento de las distintas variables que se miden y en enero el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) registró una expansión interanual de 6.3 %. 

El resultado fue mejor de lo esperado en el contexto de una acelerada propagación en el país de la variante ómicron del covid-19 durante el primer mes del año. 

Esa quinta ola de contagio provocó un ausentismo laboral importante debido al pico registrado en la cantidad de casos activos del virus, dada la transmisión más rápida de la variante con respecto a las anteriores, aunque con una menor letalidad. A pesar de lo que ha estado ocurriendo el Programa Monetario del Banco Central proyecta que el crecimiento se ubicaría en torno a 5.5 %-6.0 % en el año 2022, cercano a su potencial. 

En detalle, el comportamiento de la actividad económica por sectores, en enero del año actual fue este: hoteles, bares y restaurantes creció 28.9 %, otras actividades de servicios (9.9 %), comercio (9.3 %), transporte y almacenamiento (9.2 %), energía y agua (7.0 %), comunicaciones (6.9 %), servicios financieros (5.7 %), salud (5.7 %) y manufactura de zonas francas (5.0 %), entre otras. 

El banco indicó que el desempeño de la actividad hoteles, bares y restaurantes responde fundamentalmente al aumento de 158.6 % en la llegada de pasajeros no residentes durante enero 2022, para un total de 530,952 turistas en el primer mes del año. 

La resiliencia demostrada de la economía dominicana será un factor preponderante para enfrentar el nuevo escenario incierto que viene dado por la existencia condiciones adversas en el ámbito externo, que se tornan más desafiantes, ante el escalamiento de los conflictos geopolíticos y la persistencia de las presiones inflacionarias a nivel global, dice el emisor en el informe dado a conocer a la prensa, a los agentes económicos y al público en general. 

El aumento en el valor agregado en las actividades de comercio y transporte y almacenamiento se encuentra vinculado estrechamente al dinamismo en la producción, distribución y comercialización de bienes agropecuarios y manufacturados de origen local e importado. El aporte conjunto de esas dos actividades al crecimiento del IMAE de enero fue de 28.4 %, esto es 1.8 puntos porcentuales del incremento interanual de 6.3 % referido anteriormente. 

Elaboración de bebidas con un buen desempeño 

Con relación a las industrias manufactureras destinadas principalmente a la producción local, registraron en enero de 2022 un crecimiento de 2.2 % en su valor agregado real, con respecto al mismo mes del año anterior. Particularmente, muestran desempeño favorable la elaboración de bebidas y derivados del tabaco, refinación de petróleo, fabricación de sustancias y productos químicos y de minerales no metálicos. 

“Este comportamiento es cónsono con el IMAM que elabora la Asociación de Industrias (AIRD)”, dice el BCRD. 

Resaltan las remesas, las exportaciones y la IED 

Las estadísticas oficiales indican que en el sector externo continúa el buen desempeño de las exportaciones y la inversión extranjera directa (IED); así como de las remesas, las cuales alcanzaron US$759.3 millones en enero y se estima superarían nueva vez los US$700 millones en el mes de febrero, por encima del promedio prepandemia. 

Las reservas internacionales se mantienen en niveles históricamente altos, en torno a los US$14,800 millones, equivalentes a 14.9 % del PIB y 7.2 meses de importaciones. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.