Spread the love

MOSCÚ (AP).-  La Casa Blanca comenzó el martes a referirse a los despliegues de tropas rusas en el este de Ucrania como una “invasión”, después de dudar inicialmente en utilizar el término, una línea roja que el presidente Joe Biden había dicho que daría lugar a que Estados Unidos impusiera sanciones severas contra Moscú.  

Varios líderes europeos afirmaron horas antes que las tropas rusas se han desplazado a las zonas controladas por los rebeldes en el este de Ucrania después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, reconociera su independencia, pero algunos apuntaron que aún no se trataba de la temida invasión propiamente dicha.  La Casa Blanca, sin embargo, mostró un cambio en su propia posición.  

“Creemos que esto es, sí, el comienzo de una invasión, la invasión más reciente de Rusia a Ucrania”, afirmó Jon Finer, principal asesor adjunto de seguridad nacional. Dijo que “lo más reciente” era importante.

“Una invasión es una invasión y eso es lo que está en marcha”. La Casa Blanca decidió comenzar a referirse a las acciones de Rusia como una “invasión” debido a la situación en el terreno, agregó un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato para poder comentar las deliberaciones internas.  

El gobierno estadounidense se resistió inicialmente a ponerle calificativos al despliegue de tropas porque la Casa Blanca quería ver qué iba a hacer Rusia realmente. Después de evaluar los movimientos de las tropas rusas, quedó claro que se trataba de una nueva invasión, agregó el funcionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.